No chamuyes más, lo que te molesta es la igualdad.

CIRCULO 55

Por
Daniel Guidi
(Profesor de Historia, Profesor de Fines)

Con serios planes de un domingo de descanso intelectual hoy me vi impulsado, de manera feroz, a la reflexión y al ejercicio de las escritura. El motivo del pasaje programático: la terrible nota publicada, en el día de la fecha, por Claudia Peiró en Infobae.

El artículo titulado “Echaron a un profesor del Plan Fines por querer tomar un examen” parte de una entrevista a un profesor del mencionado programa educativo en el distrito de Avellaneda y es de la más grosera intencionalidad política. (puede leerse ACÁ)

Digo esto porque en escuetas líneas intenta, mediante la manipulación comunicacional, desprestigiar a Plan Fines II definiéndolo como en mecanismo de clientelismo político y apelando a una serie de argumentos de lo más miserables, racistas y conservadores de los escuchados por quien escribe en este tiempo. Claro que se apoya en la cita de “supuesta autoridad” proveniente del docente entrevistado, Bernardo Gorosito, y se escuda detrás de una falsa objetividad periodística e intelectual.

Por lo tanto, como docente que ejerce en este programa desde su inicio, me vi en la obligación de denunciar los mencionados artilugios. Y más aún la de aportar mi mirada sobre lo que considero uno de los programas educativos mas inclusivos de la historia educativa argentina.

Como acabo de afirmar, me desempeño como docente del Plan de terminalidad de estudios secundario Fines II desde el inicio de su implementación en 2011 y he tenido la fortuna de atestiguar innumerables procesos individuales transformadores. Son tantos, pero tan importantes que no sería dificultoso referirme a cada uno de estos estudiantes con lujo de detalle.

Sin embargo creo más efectivo a los fines de este artículo reseñar de manera general algunas cuestiones que atravesaron todas y cada una de estas historias entre las que figuran personas de distintas edades y de la más variada condición, pero que compartían una que los igualaba: la de ser expulsados del sistema educativo.

Son muchas, muchísimas, las personas que encontraron en el Plan Fines II una oportunidad de crecimiento que lejos, lejísimo, está de lo meramente instrumental que puede parecer la obtención de un titulo secundario. Oportunidad de conseguir un trabajo mejor, de cuestionar y transformar sus prácticas cotidianas, de pensarse a partir de nuevas perspectivas, de acceder a estudios terciarios y universitarios, y de la más importante de todas: de recuperar la dignidad arrebatada por la desigualdad de oportunidades.

Creo firmemente que sobre esto último se desarrolla toda la cuestión. Vivimos en un país tremendamente desigual y tremendamente justificador de esa desigualdad. Molesta cualquier política que apunte a ofrecer oportunidades a los que no las tuvieron, a los que aun no las tienen. Molesta mucho. Inclusive el vomitivo articulo desarrolla una “ética de la justicia” que se volvería injusta en las supuestas características que le asignan al Fines frente a las exigencias de colegios como el Nacional Buenos Aires. Desconociendo totalmente, adrede, las diferentes realidades de los ejemplos utilizados.

El Plan Fines II no se creó como instrumento de clientelismo político como afirma la tendenciosa periodista y el pésimo docente entrevistado. Se creó para buscar achicar la verdadera grieta en nuestro país: la grieta económica. Y frente a tal acto transformador y revolucionario son más que esperables intentos de desprestigio que buscan ser funcionales a la legitimación de un próximo desmantelamiento y cierre del programa. Están y seguirán buscando este objetivo.

Estamos y estaremos listos para dar batalla. Batalla cultural e ideológica acompañada de la coherencia practica que desempeñamos muchísimos docentes del Fines que creemos en una Argentina más justa, más inclusiva, y porqué no más humana.

 

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Miguel dice:

    Muy bien dicho, dani!

    Me gusta

  2. Hernan dice:

    Coincido plenamente con Daniel, es extraordinario conocer esos procesos de superación personal que esta política pública ofreció a muchisimas personas. En mi caso me toco ser profesor de mi madre que con 57 años y 7 hijos se animó a terminar sus estudios. No le fue fácil aprobó sociología con 7. Muchas personas del barrio hoy son universitarios o consiguieron mejores empleos, que ahora peligran si es que se conservan. Y sí Lo que molesta es la igualdad.

    Me gusta

  3. adriana dice:

    No chamuyes mas… Lo que te molesta, es el fin del curro

    Me gusta

  4. Cecilia Medina dice:

    Totalmente de acuerdo!!!!

    Me gusta

  5. Cristina Gómez dice:

    Hago mías tus palabras.
    Terminé la secundaria en la querida escuela secundaria M3 “Sol de Mayo” José C. Paz, con 5 hijos y cobrando el plan Jefe y Jefas.
    Ahora soy prof de Literatura y me veo en la cara de mis alumnos de la nocturna.
    Exijo, pero no los veo como “acabados”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s